17
NOV
2017

Dietas y lugar de trabajo itinerante

Posted By :
Comments : Off

 

Debido a la actividad de su empresa, sus trabajadores no prestan sus servicios en un lugar fijo, sino que van cambiando de localidad. Si les satisface dietas, ¿quedarán también exentas de tributación en el IRPF?

Dietas por desplazamiento

Exentas. Cuando los trabajadores perciben una compensación por los desplazamientos que realizan por razón de su trabajo, no deben tributar en su IRPF. En concreto, están exentas:

  • Locomoción. Las cantidades que perciban en concepto de gastos de locomoción (hasta 0,19 euros por kilómetro en caso de desplazamiento con vehículo propio, y todo el gasto que acrediten si utilizan transporte público).
  • Manutención. Las retribuciones a tanto alzado que perciban por gastos de manutención (desde los 26,67 euros diarios si el desplazamiento se produce dentro de España sin pernocta hasta los 91,35 euros diarios en caso de desplazamiento al extranjero con pernocta).
  • Estancia. Las cantidades satisfechas por gastos de estancia en establecimientos hoteleros, en la cuantía que el trabajador justifique.

Requisito. La exención de los gastos de locomoción alcanza a todos los desplazamientos que se produzcan fuera del centro de trabajo.  En el caso de los gastos de manutención y estancia, además, es necesario que el desplazamiento se realice a un municipio distinto a aquel en el que se ubique el centro de trabajo habitual y el propio domicilio del trabajador.

Sin lugar fijo de trabajo

Constante. Las dudas surgen cuando los trabajadores se desplazan de forma continuada, sin que aparentemente tengan un lugar fijo de trabajo (por ejemplo, personal dedicado a la instalación de fibra óptica, que cada pocas semanas lo hace en una localidad diferente). Pues bien, en estos casos también se aplica la exención:

  • Lo que importa es dónde esté el centro de trabajo en el que están contratados.
  • No es necesario que los trabajadores se desplacen primero al centro de trabajo y después al lugar de prestación de servicios. Las dietas quedarán exentas aun cuando se desplacen allí directamente desde sus domicilios.

Sector de la construcción. Si su empresa se dedica a la construcción y contrata a sus trabajadores para una obra determinada, dicha obra será su centro de trabajo.¡Atención!  Por tanto, si les satisface dietas, éstas quedarán sujetas al IRPF. No obstante, si estando contratados para dicha obra usted los desplaza a otra diferente, las dietas que les satisfaga por ello sí estarán exentas.

Centro itinerante. Por último, si por la naturaleza de la actividad de su empresa su centro de trabajo es itinerante (por ejemplo, circos, vendedores ambulantes, feriantes, etc., que van cambiando de localidad), las dietas que satisfaga también quedarán exentas, siempre que el desplazamiento no coincida con el municipio del trabajador. Apunte.  Aunque en este caso el desplazamiento se realice al propio centro de trabajo, la norma permite la exención.

Justificación

Prueba. Recuerde que, para que las dietas por manutención queden exentas, debe justificarse el desplazamiento a un municipio distinto al del centro de trabajo y a aquel en el que viva el trabajador.  Guarde las evidencias de dicho desplazamiento: partes de trabajo, albaranes o pedidos firmados por el cliente, tiques de restaurante –aunque no es necesario justificar el gasto, servirán de prueba–, tiques de parking, etc.

Para que las dietas estén exentas, la localidad donde se desarrolla el trabajo debe ser diferente a la del centro de trabajo y a la del domicilio del empleado. Pero si el centro de trabajo es itinerante, basta con que no coincida con la de su domicilio.
Sobre el Autor
JUSTO GALLARDO ASESORES | C/ Adelardo Covarsí 10, Entreplanta | 924 207 185 | BADAJOZ