22
OCT
2014

Multas de 80 millones para 300.000 conductores españoles que no pagaron peaje en Portugal

Posted By :
Comments : Off

14139149636659

Fuente: Diario El Mundo.com

Más de 300.000 propietarios de vehículos españoles están en la lista de deudas de las dos principales empresas que gestionan las autopistas portuguesas. En total, la suma de las multas alcanzan los 80 millones de euros que Brisa y Ascendi van a tratar de cobrar.

Para ello han contratado a un despacho de abogados de Huelva que se está encargando de notificar a todos los propietarios de los vehículos y de enviarles las multas a casa. Es decir, que los españoles pueden empezar a olvidarse de eso de que las multas en otros países no llegan, al menos, las autopistas portuguesas van a hacer lo posible por cobrar.

Desde el despacho de abogados explican que entre los vehículos multados hay un poco de todo, desde “despistados” que no pagaron porque “no se dieron cuenta” hasta una empresa que tiene una “deuda de medio millón de euros”. “Algunos alegan que lo hicieron sin querer y enseguida pagan la multa”, explicó el abogado Óscar Fernández, del despacho de abogados.

Las multas corresponden todas a vehículos con matrícula española que circularon por las autopistas portuguesas, en coches privados, alquilados y en camiones. En las autopistas lusas hay un sistema de pago que se conoce como “Via Verde” y en el que no hace falta sacar el ticket para circular, ya que los vehículos cuentan con un dispositivo instalado que contabiliza los peajes de forma electrónica.

Los conductores españoles que, sin saberlo, entran por esa zona del peaje, incurren en una multa que ahora les llegará a casa. Por otro lado, también están las conocidas “ex Scut”, que eran autovías gratuitas que el gobierno anterior de José Sócrates transformó en autopistas de pago con peaje electrónico.

En ellas es más fácil cometer el error de no pagar, con la consiguiente multa, ya que no hay cabinas de peaje convencionales, sino unos pórticos electrónicos que solo pueden usarse con el dispositivo instalado en el vehículo, algo que prácticamente ningún coche extranjero dispone. Y aunque existen cabinas de información en la frontera, es muy fácil entrar en una de estas autopistas sin saber que es de pago. Una vez dentro, ya no hay nada que hacer, la multa está garantizada.

En Portugal existe la posibilidad de pagar en Correos durante los tres siguientes días a haber utilizado una de estas autopistas, pero para un extranjero es difícil poseer esta información. Por lo que de este lado de la frontera, comerciantes y dueños de restaurantes portugueses, entre otros, se quejan de que los españoles ya no cruzan tanto por miedo a no saber pagar en estas carreteras y acabar siendo multado.

Los que arriesgaban pensando que las multas no llegarían a casa, pueden dejar de hacerlo, porque el despacho de abogados contratado por Brisa y Ascendi se va a encargar de tratar de cobrar todas las multas.

Sobre el Autor
JUSTO GALLARDO ASESORES | C/ Adelardo Covarsí 10, Entreplanta | 924 207 185 | BADAJOZ