09
OCT
2014

¿Qué tengo que hacer para ahorrar?

Posted By :
Comments : Off

Fuente: Expansión.com

ahorrar

Septiembre es el mes del fin de las vacaciones, la vuelta al cole, al trabajo… En definitiva, el mes de vuelta a la rutina y, también, el mes de los propósitos que, aunque volverán a hacerse en enero, ahí están. Entre los más formulados nos encontramos con uno que en los tiempos que corren no es nada sencillo: ahorrar.

La teoría para ahorrar nos la sabemos y nos parece muy fácil: apartar cada mes un poco de dinero y mantener nuestras manos alejadas de él, ¿verdad? Pero la realidad es otra y es que no es tan fácil ahorrar cuando uno tiene que pagar las diferentes facturas, prestamos…

Lo más importante para llegar a ahorrar es saber qué hacer, cómo hacerlo y para qué hacerlo. Como todo en la vida, es mucho más sencillo cuando conoces cuál es el objetivo para así poder marcar un camino para conseguirlo.

Empezaremos hablando de algo que se comenta muy poco: la educación financiera. Muchos de nosotros tenemos un millón de dudas financieras que nunca nos han resuelto y que por vergüenza tampoco hemos formulado.Pero, ¿qué es la educación financiera?Existen diferentes definiciones de numerosos expertos, pero para no liarnos muchos nos hemos quedado con esta de Bansefi. Para él, la educación financiera “es un proceso de desarrollo de habilidades y actitudes que, mediante la asimilación de información comprensible y herramientas básicas de administración de recursos y planeación, permiten a los individuos: a) tomar decisiones personales y sociales de carácter económico en su vida cotidiana, y b) utilizar productos y servicios financieros para mejorar su calidad de vida bajo condiciones de certeza”.

Annamaria Lusardi, considerada por The New York Times como uno de los seis economistas más influyentes, considera que debe enseñarse educación financiera desde edades tempranas y explica que “tres factores han cambiado de forma radical en los últimos tiempos en nuestra sociedad: los sistemas de pensiones, el mercado laboral y los mercados financieros. Ese mayor protagonismo de los ciudadanos en lo que ahorra y en cómo maneja sus recursos de cara a su jubilación así como la creciente complejidad de los productos financieros obliga a una mejor formación en esta materia. Tú eres tu propio administrador financiero, algo que no solo afecta de cara a la jubilación, sino en el día a día, en el uso que hacemos de la tarjeta de crédito, por ejemplo”.¿Para qué debería estar ahorrando?Responder esta pregunta no es tarea fácil. Numerosos expertos recomiendan separar el ahorro en tres categorías fundamentales: el fondo de emergencia, la jubilación y las metas o retos.

Un fondo de emergencia te ayudará frente a gastos inesperados o de última hora, como la avería en el coche o una visita al dentista y, ello, sin necesidad de endeudarte. La cantidad de dinero que debes tener en tu fondo de emergencia varía según tu situación personal y laboral, pero normalmente ha de ser capaz de cubrir al menos 6 meses de gastos. Para conseguir tener este fondo de emergencia hay que seguir al pie de la letra la siguiente norma: “Se usa sólo en caso de emergencias”.

La jubilación puede parecer algo lejano, pero cuanto antes empieces a prepararla, menor esfuerzo será el que tengas que hacer mañana. Para tener una estimación de cuánto dinero necesitarás para jubilarte, usa la app Calculadora de jubilación; se trata de una app del Instituto Aviva de Ahorro y Pensiones que ofrece una estimación de lo que se percibirá llegado el momento de la jubilación, y está actualizada según los últimos cambios en el IRPF y la reforma de las pensiones. Además, podrás analizar planes privados para complementar la prestación pública. Puedes descargarla desde Google Play o desde la App Store.

Las metas o los retos dependen de ti. Asegurarte de que sean cosas tangibles, alcanzables, para incentivar tus esfuerzos y hacer del ahorro algo divertido que merezca la pena: el viaje que tanto llevas esperando, reformar la casa, unos zapatos, un partido de fútbol al que quieras ir…¿Dónde debería guardar mis ahorros?Primero diremos dónde no deberías: en la misma cuenta corriente que utilices habitualmente. En la cuenta corriente deberías tener sólo el dinero que vas a utilizar día a día. Mantener tus ahorros en otra cuenta te ayudará a gestionarte mejor y, sobre todo, a evitar tentaciones…

Lo ideal es que esa cuenta de ahorro sea completamente online para evitar comisiones y que te permita crear sub cuentas de ahorro para diferenciar tu fondo de emergencia de, por ejemplo, tus metas de ahorro. De este modo, serás consciente de cuánto dinero tienes para cada meta evitando difusas contabilidades mentales.Revisa todos tus gastos mensuales.Estamos acostumbrados a pagar las facturas mensuales sin mirar en detalle a qué se debe esa cantidad y muchas veces no tenemos tiempo para buscar la mejor tarifa de la luz, el gas o telefonía. Para ello, existen iniciativas como la que llevan a cabo expansión y elrebajador, en la que los usuarios pueden ayudarse de las compras colectivas que realizan.

La próxima será luz y gas de próximo 30 de septiembre. Si te registras podrás acceder a la oferta ganadora y reducir considerablemente el gasto en tu factura de la luz y el gas. Cuántos más usuarios se registren, mayor será el ahorro, ya que la oferta que ofrezca la compañía ganadora será mejor cuantos usuarios estén registrados. Además, si la oferta ganadora no te convence no existe ningún compromiso, tú decides si quieres cambiarte o no y es totalmente gratuito.

Pincha aquí si quieres acceder a la noticia en el diario

Sobre el Autor
JUSTO GALLARDO ASESORES | C/ Adelardo Covarsí 10, Entreplanta | 924 207 185 | BADAJOZ